Para algunos la prioridad de sus vidas es perder peso, tener una figura esbelta y que los demás puedan apreciar lo músculos y el bajo porcentaje de grasa que lucen. Pero esta gorda esta vieja y ya ha vivido lo suficiente como saber que todo eso es mierda. Que lo único que importa es que follar como conejo cuando pueda. Así que ella se ejercita con un jovencito, pero mientras el mete caña a las maquinas, ella se aprovecha de su polla para tenerla en su coño enorme. El chaval no se resiste a esas tetas gigantes y follarla lo hace sentir en el regazo de su madre.

Detalles del vídeo

Duración: 23:38
Visualizaciones: 6.671 lecturas