Ella le dice que le gusta mucho conversar con él, pero el tío sabe es una simple mentira que ella misma se dicen para no sentirse tan puta por tener una amante negro. Porque él va todos los días para visitar a la gordita rubia que luego de decir tonterías por diez minutos termina sobre él comiéndose su polla negra. Luego de una buena mamada y ponérsela bien dura, termina abierta de piernas recibiendo una buena follada en su coño. La mujer se retuerce de placer hasta el cansancio y tiene muchos orgasmos antes que él pueda chorrear su semen sobre ella.

Detalles del vídeo

Duración: 26:52
Visualizaciones: 9.345 lecturas