Las chicas la acosaban de jovencita porque no querían que ella notara que tenía algo que ninguna otra tenia. Desde muy joven pensó que no tendría mucho éxito con los hombres pero luego descubrió que tiene un culo gordo que resulta irresistible para los hombres. Así que ahora que está poco más grande, la rellenita solo se quita la ropa y deja ver su culazo cuando quiere que un tío le entierre su polla. Como este negro que no puede resistirse a los encantos de la puta y luego de ver esas nalgas, le mete la verga en la boca y deja que ella haga su magia con su coño.

Detalles del vídeo

Duración: 12:00
Visualizaciones: 15.254 lecturas