Un día de campo es algo que a las personas de la ciudad les gusta hacer, quienes ya viven en el campo solo lo ven como “un día”. Pero parece que ahora está de moda y por eso, esta tetona gorda no quiere dejar de hacerlo aunque su marido no este. Aunque su vecino si esta y luego de llevarlo al jardín, termina gozando una buena follada y sin siquiera empezar a comer. Parece que las ganas de meterse una polla dentro del coño era lo único que tenía y no quería hacer otra cosa, algo con lo que este tío estuvo de acuerdo sin importar que ella es casada y él también.

Detalles del vídeo

Duración: 21:26
Visualizaciones: 1.540 lecturas