En los hoteles hoy en día puedes pedir muchas cosas. Dependiendo de la cantidad de dinero que tengas para gastar y el prestigio del hotel, de resto solo queda levantar el teléfono y pedir que se cargue a tu tarjeta de crédito. Pero este tío estaba pensando en relajarse un poco con un masaje, luego de la llamada escucha que tocan la puerta y cuando abre mira que entra una enorme obesa negra. No sabía que hacer pero se dejó llevar por la situación, así que al rato tenía unas tetas enormes sobre él haciendo que su cuerpo se sintiera como nuevo.

Detalles del vídeo

Duración: 06:00
Visualizaciones: 5.959 lecturas