Engordar hasta llegar a los 100 kilos no es un problema para ella. Tal vez los doctores no están de acuerdo pero ya sabemos que la historia de la ciencia está llena de errores, ¿quién dice que esta vez no están mal? Porque, aunque ella no pueda subir escaleras, si puede estar sentada en la cara de un viejo para que le haga una lamida de coño. Y es una obesa gigante, así que de alguna forma las medidas correctas deben estar mal. Luego le hace una mamada de polla para que se anime y seguramente con ayuda de alguna pastilla, el anciano logra darle una buena follada.

Detalles del vídeo

Duración: 29:04
Visualizaciones: 5.243 lecturas