Su marido es de esos hombres que piensa que a una mujer no le debe faltar nada en su casa, por eso trabaja muchas horas en una construcción y siempre tiene la despensa llena para que su mujer pueda comer todo lo que quería. Pero la negra enorme no solo vive de comida, también necesita follar. Para eso tiene un amante que la visita todos los días y pasa buen rato calentándose con las lamidas de coño que el tío le da. Luego la pone a chuparle la polla y le da una buena follada a su coño. eso todos los días mientras su marido está trabajando.

Detalles del vídeo

Duración: 32:27
Visualizaciones: 11.196 lecturas