Su médico le dijo que ya estaba en un punto donde podía ser catalogada como una mujer con sobrepeso. Que pronto no iba a poder caminar y mucho menos tener sexo. Pero la negra decidió buscar una segunda opinión porque ella aún se siente muy activa. Sus kilos de más solo le dan belleza de más. Está muy claro para ella porque a diario vive cabalgando la polla blanca de su marido. Se monta luego de hacerle una mamada y luego ella misma se la mete en el coño y pasa mucho rato brincando sobre ella sin cansarse. Así que el doctor se puede ir mucho a la mierda.

Detalles del vídeo

Duración: 07:39
Visualizaciones: 7.417 lecturas