Un problema se presenta para y el chaval que hace las reparaciones en casa intenta ayudarla, pero no hay ninguna balanza que pueda pesar sus tetas obesas. Parece que no hay forma de saber cuánto pesa a menos que se pueda medir la masa y el volumen. Para eso la gorda madura se saca sus tetotas y ahí se pone muy caliente. Termina tragándose completa la polla del joven flaco y cuando estaba bien dura, hace que se folle su coño. Parece que hacerle el favor a esta señora hizo que se ganara la probada de un chocho muy caliente y ahora todos los días la va a visitar.

Detalles del vídeo

Duración: 06:05
Visualizaciones: 2.641 lecturas