Con ese culazo estaba claro que necesitaba una gran polla, y quien mejor que un negro para taladrarla. A pesar de ser bastante rellenita y tener un culo enorme la chica era bastante atractiva, cosa que no pasó por alto el hombre. De hecho comenzó lamiendo su trasero y su raja, algo que a ella la puso muy caliente. Después se sacó la polla y eso aun puso más cachonda a la cerda, ya que tenía un rabo enorme. Tras hacerle una mamada y meterse toda su verga en la boca se puso a cuatro patas, estaba claro que a ella le gustaba a lo perrito.

El hombre grabó parte de la escena en pov, pero prefería tener sus dos manos libres, esa mujer era muy grande para él. Después le dio la vuelta, le encantaba verle esa barriga mientras se la follaba.

Finalmente acabó follándosela de nuevo a cuatro patas hasta que no aguantó más y sacó su rabo en el último segundo para correrse en sus nalgas.

Detalles del vídeo

Duración: 12:05
Visualizaciones: 83.640 vistas