El momento de empezar a vivir su vida llego, ya luego de intentar de muchas formas se una chica popular, se dio por vencida. Los tatuajes, los chistes y todas esas cosas para intentar ser más social, quedaron atrás y ahora lo único que va a hacer es ir directamente al grano. Por eso la obesa siempre tiene el culazo empinado y se lo pone en la cara a un viejo como señal de que esta lista para follar. Su coño ahora siempre está caliente y quiere una polla dentro, no le importa quién sea este que le va a dar una follada, lo único que le importar es recibir placer en su raja y más nada.

Detalles del vídeo

Duración: 08:19
Visualizaciones: 2.698 lecturas