Si todas las amas de casa hicieran realidad sus fantasías sexuales seguramente la tierra se convertiría en sodoma y gomorra, puede sonar un poco exagerado pero solo ellas saben la de cochinadas que se les pasan por la cabeza. Estas tres maduras se han cansado de sus vidas monótonas y han decidido simplemente vivir le pese a quien le pese, un ejemplo a seguir para muchas madres que se pasan toda la vida amargadas al servicio de sus esposos…

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 17.796 vistas