La señora vive sola pero eso no quiere decir que siempre este sola. Es una rubia gorda que tiene unas tetas enormes y también un trasero que difícilmente se pueda medir. Pero todas las mañanas se levanta temprano y sale a la calle donde literalmente acepta follar con cualquiera que se lo proponga. Eso hace que todos los días este un hombre en su cama disfrutando de los placeres que ofrece su coño deseoso. Follando todos los días con un tío diferente, difícilmente se vea en la necesidad de buscarse un marido, ya que ella lo tiene todo en la vida.

Detalles del vídeo

Duración: 06:11
Visualizaciones: 11.412 lecturas