Más que al beso negro esta ama de casa madura se ha aficionado a que su marido relama su culo y hasta le mete la nariz dentro para olisquear su trasero cual perro cuando busca una perra en celo. Comerle el culo a tu señora es el preámbulo perfecto para el sexo anal, no hay mejor dilatador natural que una lengua haciendo un buen trabajo en el agujero de un culo y entre la saliva y lo que se relajan ellas, en cuestión de minutos no te costará nada meterle la polla hasta el fondo sin que le duela en absoluto. Esta brutal rubia tetona se llama como el asistente de Apple, Siri, sin duda un nombre muy acorde a ella puesto que obedece todas las órdenes de su marido y las ejecuta con total sumisión sin pedir nada a cambio más que le eche un gran polvo.

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 5.247 vistas