No le hizo mucha gracia que su padre se casara nuevamente, pero parece que tiene algunas ventajas porque ahora vive en una casa que siempre está limpia y cada vez que entra a la cocina, hay comida caliente sobre la mesa. Eso no lo vio nunca con su madre porque cuando llegaba de prostituirse, solo quería dormir. Pero lo mejor de todo es que su madrastra es una gorda que se deja follar muy fácil, él solo le agarra el culo y la amenaza diciendo que la acusara con su padre y ella hace lo que sea. Desde comerla la polla hasta dejar que se folle su coño.

Detalles del vídeo

Duración: 27:45
Visualizaciones: 6.955 lecturas