Ella es de esas mujeres que no espera que nadie le regale nada, es exigente con las cosas que quiere y tienen que ser exactamente como las pide. Tiene su propio negocio donde hace mucho dinero y no depende de un hombre para que pague sus gastos. Así que se puede dar el lujo de llevar a su casa cuantos tíos quiera para que le den placer a su cuerpo. Lo único es que a la gorda alemana le gusta que se corran en sus tetas, y obviamente nadie se niega a complacerla. Porque antes le puedes dar una follada a su coño y claro que eso nadie lo va a rechazar.

Detalles del vídeo

Duración: 12:33
Visualizaciones: 5.978 lecturas