La vida se encargó de dejarle ver que la sociedad cada vez está peor, eran mejores esos años en los que solo había que preocuparse por comer y mientras más podías hacerlo, mejor era tu estatus social. Pero ahora parece que toda esa hambre que se pasó, no sirvió de nada porque ahora está mal vista hacerlo. Y aunque la deprime un poco, más que todo por los demás, ella no deja que eso destine el curso de su vida. Porque la vieja con tetas obesas se la pasa muchas horas masturbando su coño y hace que se olvide de toda la hipocresía de la sociedad que dice que hay que ser infeliz.

Detalles del vídeo

Duración: 08:50
Visualizaciones: 6.932 lecturas