Esta cerda obesa es mi vecina. Si, se que está muy gorda y que a muchos hombres no les gustaría estar con ella. Pero a mi me pone muy cachondo. Un día estaba yo espiándola desde fuera, esas enormes tetas y ese culazo me ponen la polla como una estaca de madera. Ella se hacía la tonta, pero sabía que yo estaba ahí. Imagino que no tendrá muchas oportunidades de follar, y el hecho de que un tío la observe con deseo de tener sexo con ella… la pondría muy caliente. Y efectivamente así fue, porque nada más verme me invitó a pasar y ahí empezó todo. Cuando vi sus tetas desnudas delante de mi cara no me lo podía creer, eran enormes. Tenía unos pechos espectaculares, gigantes. También su coño, aun siendo gorda, era mucho más estrecho de lo que imaginaba. Sin duda fue una de las mejores folladas de mi vida.

Detalles del vídeo

Duración: 12:01
Visualizaciones: 6.247 vistas