La vecina follada en cuestión era la más potente de la escalera, este tipo aún no da crédito ya no solo de la tía tan buena que se tiró, sino de lo bestia que era la guarra follando y el destrozo que le hizo en la polla cabalgando brutalmente porque no podía parar de correrse. Además de por su evidente comodidad, las lavanderías públicas que hay en ciertos edificios hacen una función social importante ya que son una buena forma de conversar e interactuar con tus vecinos. En esta época de de tecnología es muy importante sociabilizarse y también ésta es una gran forma de optar a un polvazo sin pagar, siempre y cuando tus vecinas sean bastante golfas y no tengan miedo de ser pilladas por sus maridos cabalgando polla ajena.

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 844 lecturas