Imagínate asomarte dentro del cuarto de baño y ver a la gorda de tu hermana dándose placer, tocándose su coño y gimiendo como una guarra muy excitada. Eso es lo que vio este chico, que sin pensárselo se desnudo y entró de golpe en el cuarto de baño para meterse en la ducha con ella. La chica lo vio entrar pero jamás se habría imaginado que se la quería follar. En cuanto consiguió meterle la polla la chica comenzó a gemir de placer, desde luego tener un rabo dentro de su vagina era mucho mejor que tocarse, aunque fuera el de su hermano.
Al final decidieron acabar follando en la habitación donde estarían mucho más cómodos.

Detalles del vídeo

Duración: 11:29
Visualizaciones: 48.211 vistas