Siempre se queda solo en su casa y es lo que más le gusta de su matrimonio, mentir sobre su dinero fue una buena idea porque así su mujer no habría aceptado tener que ir a trabajar mientras cree que él está haciendo lo mismo. Pero la verdad, es que se queda en casa mirando la televisión y disfrutando de su tranquilidad hasta que entra la zorrita que vive al lado. Ella es una jovencita con unas tetas inmensas que adora estar gozando una follada. Ella parece estar enviciada con su polla y siente mucha pena negarse a penetrar su coño. Entonces lo hace pero solo porque es mala educación no hacerlo.

Detalles del vídeo

Duración: 12:00
Visualizaciones: 3.285 lecturas