Los días pasaban lentos y lo único que tenía que hacer era sentarse a ver la tv intentando bajar de peso. Eso no era lo que tenía planeado para ella cuando era chica, siempre pensó que disfrutar de la época que vivimos con tanta tecnología y comodidades, podía ser muy fácil, pero la sociedad no deja hacer mucho. Hasta que por fin entendió que la única forma era dejar los prejuicios y ahora la obesa morena siempre esta cuatro patas. Le gusta ponerse al estilo perrito porque así le entra la polla mejor y además es más cómodo para que su coño reciba placer en esa posición.

Detalles del vídeo

Duración: 04:00
Visualizaciones: 6.408 lecturas