Arreglar las cosas de la casa generalmente es asunto de hombres, algo hay en la genética de las mujeres que esas cosas les resulta molesto hacerlas. Pero para más allá de que derribe el argumento de que no se necesitan los machos para vivir; esta obesa aprovecha para ser clavada a cuatro patas por el fontanero negro. Este es el hombre que cobra la renta y hay que tratarlo bien, por eso siempre que hace una reparación, ella aprovecha para que le meta la polla dentro del coño y así mantener las buenas relaciones sexuales con los vecinos. Es muy lista la zorra.

Detalles del vídeo

Duración: 10:06
Visualizaciones: 7.909 lecturas