Luego de miles de años, empezamos otra vez con el culto al cuerpo, ya había quedado atrás luego de ver que la grasa corporal era un reflejo de abundancia de comida, y eso era más importante que verse bien. Toda la edad media demostró que los alimentos no siempre caen del cielo. Pero esta gorda toma todo eso del culturismo a su modo, porque ella va para el gimnasio a estar abierta de piernas mientras el entrenador le da una lamida de coño para que ella se caliente y luego darle una follada. Ella aprecia más una polla que estar sudando para bajar de peso, y se entiende.

Detalles del vídeo

Duración: 10:03
Visualizaciones: 6.834 lecturas