Trabajar en ese restaurante de comida rápida es lo mejor que le pudo pasar, algunas personas creen que no es rentable por la paga, pero no cuentan con que si trabajas en sitio que hace comida, mas nunca tienes que pagar por comida. Ella puede comer toda la que quiera y por eso es una gorda. Para lo demás la negrita tiene a su marido que vive feliz porque no tiene que pagar su alimentación, además se la pasa follando su coño carnoso y manoseando sus grandes tetas. Ella enloquece cuando tiene su verga atravesada y estalla en orgasmos todos los días.

Detalles del vídeo

Duración: 04:59
Visualizaciones: 13.673 lecturas