El vecino tiene un buen asador de carne, él lo compro pensando que sería una buena excusa para que sus amigos lo visitaran para ver algún partido de alguna deporte y derrochar un poco de testosterona con cerveza. Pero resulto mejor la inversión porque la gorda guapa que vive al lado se metió a casa y terminaron echando un buen polvo en el jardín. Siempre pensó que sería rico follarse a la barrigona, pero no tenía idea que la rubia tuviera un coño gigante que lo iba a dejar enviciado. Ahora lo visita a diario buscando su polla.

Detalles del vídeo

Duración: 28:00
Visualizaciones: 7.002 lecturas