Los viernes todos ven futbol mientras la MILF rubia hace alguna comida típica de algún país para expandir la cultura gastronómica de la familia. Su marido y sus hijos siempre llevan amigos, un invitado es seguro ese día. Pero mientras los demás se distraen, ella se lo lleva a la cocina donde termina echando un polvazo con él. Básicamente es todas las semanas que esta rellenita infiel está en cuatro patas con una polla de un desconocido metida en el coño. No le importa porque sabe que mientras el futbol siga, nadie notara su ausencia. Eso todos sábados en la tarde sin falta.

Detalles del vídeo

Duración: 07:36
Visualizaciones: 10.408 lecturas