Un jovencito cree que dejar la escuela es buena idea y buscar un trabajo haciendo algo que le de dinero al momento es lo mejor. Entonces consigue dos jefas que le demuestran que ser un empleado hoy en día no es nada fácil. La esclavitud se abolió en Occidente hace mucho, pero no dice que dejo de existir en otra modalidad. Porque estas dos viejas usan al pobre chaval como objeto sexual para ponerle sus dos tetas gigantes sobre la cara. Luego él tiene que dejar que se chupen su polla si no quiere ser despedido. Realmente a los hombres les toca más difícil. Era mejor salir a cazar mamuts.

Detalles del vídeo

Duración: 05:58
Visualizaciones: 7.434 lecturas