Definir los gustos de las mujeres, a nivel general es muy difícil. Hay factores en las que todas se ponen de acuerdo como zapatos y bolsas, pero de resto parece que mientras más se sabe, menos podemos saber. Pero esta ardiente gordita rubia no tiene problemas, porque su marido supo que ella para su cumpleaños lo que quería era un festín de pollas su coño y eso fue exactamente lo que le dio. La guarra obesa saco sus tetas gordas y empezó a hacer mamadas a toda verga que se le ponía en la cara, mientras tenía una clavada en la raja.

Detalles del vídeo

Duración: 08:07
Visualizaciones: 7.839 lecturas