Este chico de compañía ha tenido hoy una prueba de fuego con las dos clientas que le han contratado porque nunca dos mujeres le habían pedido un servicio a la vez. La única condición que ha puesto para montárselo con las dos ha sido hacerlo primero con una y luego con otra porque se ve incapaz de meterse en la cama con dos chicas tan gordas como ellas. Ninguna de las dos se lo ha pensado ni un instante antes de aceptar el trato…

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 14.043 vistas