Tiene cojones gastarse una pasta contratando los servicios de una puta y luego no llegar a meterle ni la puntita de la polla. Cada vez que este hombre logra reunir un poco de dinero, llama a un puticlub de confianza para que le envíen a la más gorda que tienen disponible y no precisamente para follar con ella, sino para perderse durante toda una noche entre sus tetas. Seguro que ellas están encantadas con ganarse la vida simplemente poniendo sus dos enormes tetas en su cara.

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 17.448 vistas

Tags: , , , Putas, Tetas Gordas