Follaba de puta madre esta cerda, pero lo mejor de todo no era solo su coño, sino como mamaba mi polla. Me pegó una de las mejores mamadas de toda mi vida, así que me corrí sin avisar y la muy puta lo que hizo fue tragarse todo mi semen. Eso me puso más cachondo todavía. Pero también probé su coño maduro, lo tenía mojado y me encantaba mirarla a la cara mientras le metía mi polla. Sentía como le botaban sus tetas cada vez que la penetraba.

Detalles del vídeo

Duración: 06:15
Visualizaciones: 9.792 vistas