La gente no lo entiende, no comprenden porqué estoy enamorado de una gorda obesa mórbida. Siempre me gustaron las gordas, bien culonas y de tetas grandes. Cuando la conocí a ella supe que sería la mujer de mi vida por siempre, me cautivó desde el primer segundo. Tanto por su belleza física como luego por lo bien que se le da el sexo. Os aseguro que tiene habilidades que no conocía hasta que las vi en ella.
Y como diría aquella conocida canción de zirrosis, vivo sin vivir en mí, vivo enamorado de una gorda. Y espero que así sea por siempre. No veas las mamadas de polla que me hace, lo cachondo que me pone sentir sus tetones envolviendo mi verga, y lo jugoso y carnoso que es su coño cuando la penetro. Por no hablar de su culo.

Detalles del vídeo

Duración: 10:58
Visualizaciones: 2.931 vistas