El trabajo se puso mejor cuando esa mujer entro por la puerta. Su trabajo antes era muy aburrido, hacer lo mismo por muchos años tiende a cansar el alma aunque la paga sea buena. Pero cuando este viejo ve que esa enorme gorda gigante entro a su camilla para recibir un masaje, él supo que este día sería diferente. Alisto sus aceites para estar masturbando a la mujer y solo pensaba que estaba tocando el coño más enorme que haya visto jamás. Porque no era lo único, también tenía un gran culo y unas tetas que parecen aumentadas por un experimento científico que por fin salió bien.

Detalles del vídeo

Duración: 08:11
Visualizaciones: 5.466 lecturas