Un camino nublado lleno de montañas impresionantes y a lo lejos, la promesa de que algo hermoso espera. Es la sensación que todos tienen en la vida, es la justificación para cada cosa horrible que hay que sobre llevar en la vida y parece que todo es un engaño de la biología para que sigamos viviendo. Pero en algunos casos, si hay un arcoíris, aunque no al final del túnel. Exactamente en el coño de una puta muy gorda y tatuado en su pelvis. Esta misma que disfruta mucho como este viejo le come el culo y además le pagara por eso. Que no se entere que ella lo haría gratis.

Detalles del vídeo

Duración: 08:00
Visualizaciones: 6.659 lecturas