Estaba tan cachonda que no pudo esperar a buscar a algún tío fuera de casa, tuvo que masturbarse antes de salir. Poco a poco empezó a tocarse todo el cuerpo, sus tetas, su coño… se fue desnudando y agarró sus dildos. Ese rato iba a ser solo para ella y pretendía darse el mayor placer posible.

Desde luego ver a esta mujer madura masturbándose dan ganas de sacarse la polla y pajearse pensando que es uno mismo el que le proporciona semejante placer, y es que la zorra sabe disfrutar con sus juguetes a la perfección.

Seguramente tras abandonar su casa seguirá buscando pollas jóvenes, pero la gorda de vez en cuando se guarda algún rato solo para ella y para sus juguetes.

Detalles del vídeo

Duración: 08:10
Visualizaciones: 16.299 vistas