Es la puta del edificio a pesar de su avanzada edad. Se trata de una anciana obesa, una mujer con un culo enorme y tanta grasa en su cuerpo que tiene complicado encontrar tallas a su medida. Pero eso no le importa, porque se pasea continuamente con más bien poca ropa mostrando todo su cuerpo muy orgullosa. Sabe que el hecho de estar gorda o de ser obesa no es algo que impida que pueda tener sexo con quien quiera, y la prueba se encuentra en este vídeo.

Va visitando a alguno de sus vecinos y a todos los consigue seducir. Tal vez sea su encanto personal o tal vez sea toda esa grasa que tiene almacenada en su enorme culazo,  pero la cuestión es que con todos acaba follando incluso en las mismas escaleras.

Detalles del vídeo

Duración: 12:02
Visualizaciones: 74.752 vistas