Nunca fue atractiva, por eso tuvo que desarrollar ciertas habilidades que le garantizaran poder conseguir machos y también tener lo que toda mujer quiere tener. Esto no le llevo mucho tiempo, sus primos siempre colaboraron con ella para que ella pudiera convertirse en una zorra, ahora es una vieja y la latina no quiere hacer otra cosa que no sea estar montando una polla por el culo. Le gusta mucho que se la metan por detrás y es la forma más fácil para recibir placer, porque el coño la lo tiene destrozado de tanto meterse vergas y por ahí casi que ya no siente nada.

Detalles del vídeo

Duración: 10:40
Visualizaciones: 3.986 lecturas