Su marido se va a trabajar y ella se tiene que quedar todo el día en la casa sola esperando a que él llegue, algunas veces la lama para decir que va a llegar tarde porque tiene que hacer horas extras para poder pagar los costosos zapatos que ella quiere. Pero la vieja gordita no está dispuesta a aceptar una vida miserable y por eso se buscó un amante a quien a quien pasa algunas horas al día pajeándolo con sus tetas grandes. Luego le chupa la verga hasta ponérsela dura para después montarse sobre él y dejarlo probar su coño caliente.

Detalles del vídeo

Duración: 08:26
Visualizaciones: 3.592 lecturas