Esta mujer parece que ha vivido muchas vidas y las puedes recordar todas, porque los trucos que tiene son tan sencillos que parece mentira que puedan funcionar. Ella sabe bien que ningún hombre en el planeta desprecia un plato de comida gratis, es como la carnada que una presa siempre morderá. Luego que alimenta a su amante, entonces procede a hacerle una mamada de polla. La vieja gordita lo tiene comiendo de su mano y hace que le meta su pollón en el coño cuando ella lo desea. Él ni siquiera sabe cómo se la está follando pero lo goza también.

Detalles del vídeo

Duración: 08:08
Visualizaciones: 9.933 lecturas