La mujer es de esas a las que les gusta hacer buenas obras. Haber crecido en una época cuando el mundo fue devastado por una guerra, la hizo ser un poco solidaria con los demás. En su juventud, eso fue necesario para sobrevivir. Pero la vieja gorda no es que no se divierta porque también puede estar follando como toda una puta. De hecho lo fue, así que tiene que más que experiencia en el asunto y todos los jóvenes que se quedan en su casa, pueden meterle la polla en la boca y luego metérsela hasta el fondo de su coño. Es lo que más le gusta de hacer caridad a la guarra.

Detalles del vídeo

Duración: 06:14
Visualizaciones: 5.676 lecturas