Decirle lo que quiere escuchar mientras sugiere que hace buenas pasteles, es lo que hace que ella sea muy convincente. Obviamente, funciona mejor cuando se trata de un chaval que no tiene idea que pronto terminara dándole placer a la vieja gorda, pero tampoco será algo que la haga daño, lo enseñara a ser hombre y también le enseñara uno que otro truquillo. Y de esa forma esta anciana termina follando con este chaval en la ducha que en principio no se imaginó que ese día iba a meter la polla dentro de un coño arrugado pero que agradece mucho que haya pasado.

Detalles del vídeo

Duración: 06:04
Visualizaciones: 5.599 lecturas