Una gotera cae y el sonido puede ignorarse en un momento, pero siempre llega el punto donde otras cosas afectan y esta caída constante con un sonido que no para, puede llegar a enloquecer a cualquiera. La vieja lo tiene claro y antes de llegar a ese punto, llama a un plomero para que estar follando cuando su marido no está. Su prioridad es mantenerse serena, eso lo hará este metiendo su polla dentro del coño de la gorda, luego hacer que el agua deje de gotear para no dañar la propiedad. Es lo que le va a quitar a su esposo luego que pueda divorciarse de él por no arreglar las cosas de la casa.

Detalles del vídeo

Duración: 18:11
Visualizaciones: 4.401 lecturas