Tenía un chocho muy peludo y mojado a pesar de tratarse de una mujer mayor. Como casi todas las gordas ella era una mujer muy caliente, solo con ver una polla dura su coño chorreaba. El tío le dio justo lo que ella quería. La abrió de piernas y empezó a tocar su chocho, estaba tan mojada que no costaba ningún trabajo meterle todos los dedos dentro de esa mata de pelos.

Poco después agarró su polla y se la metió en el coño. A la gorda le colgaban las tetas mientras se la follaba, tenía unos buenos pechos la zorra. Le puso tan cachondo ver sus tetazas que al final decidió hacerse una paja cubana con ellas y correrse encima de la zorra.

Detalles del vídeo

Duración: 27:01
Visualizaciones: 47.272 vistas