El chico presumía de deportista y de que era capaz de que su vecina perdiera unos kilos. Con esa promesa fue a casa de esta mujer obesa, la pesó y le aseguró que lo mejor que podía hacer era tener sexo con él. Se quedó un poco alucinada, no por el hecho de que quisiera follar con ella, sino por el hecho de que se sintiera atraído por una mujer obesa como ella. Se desnudó y follaron en el mismo suelo de la casa. Contrasta mucho ver el cuerpo delgado de este jovencito follando con esta mujer con sobrepeso, ya que podría ser el triple que él dada su gordura.

Detalles del vídeo

Duración: 06:05
Visualizaciones: 3.483 vistas