Los días no siempre son buenos días. Tal vez todo el mundo piensa lo mismo pero cuando tienes algo de sobre peso, no es lo mismo. Tiende a ser un poco más cruel solo porque ella no puede parar el pico para dejar de comer y pensar mucho más en su salud. Pero la gordita siempre se pone feliz con una paja en su coño peludo. Eso es mejor que cualquier cosa para alegrarse y no depende de nadie. Solo tiene que sacar su consolador y empezar a estimular su clítoris para luego tener algunos orgasmos. No es extraño que no pare de masturbarse a cada rato.

Detalles del vídeo

Duración: 06:04
Visualizaciones: 7.527 lecturas