La profesora lo quiere ayudar, pero él no entiende bien que tiene que ir a hacer a su casa si solo necesita aprender un poco mejor el asunto de la hipotenusa. Pero el chaval es joven e inocente y termina encerrado en el baño con la vieja gorda y cuando se da cuenta tiene una mano completa metida en el coño de la mujer. Ella no paraba de gemir y el chico sintió pena con ella y no quiso sacarla para frustrarle el orgasmo. Así que siguió penetrando su raja con el brazo entero hasta que ella estuvo satisfecha. Luego tuvo que meterle la polla en la boca.

Detalles del vídeo

Duración: 14:19
Visualizaciones: 10.547 lecturas