Se ven pocas mujeres tan gordas como esta chica, es lo que podríamos llamar una descomunal obesa mórbida. Aun así no por ello siente menos apetito sexual que el resto de mujeres, y además sigue teniendo predilección por los rabos negros. El chico era delgado si lo comparamos a esta gran hembra, y es que ocupaba cuatro veces su tamaño. Aun así estaba más que lista para ser penetrada por su verga.

Primero comenzaron a desnudarse, las enormes tetas de aquella mujer dejaron alucinado a este hombre, a la vez que muy cachondo. Más tarde acabaron cara a cara y parecía más bien que ella se lo iba a comer. Y así fue, porque la zorra comenzó a hacerle una mamada.

Pronto este hombre negro se vio entre los enormes pliegues de grasa de aquella mujer mientras la penetraba y la agarraba con fuerza del cuello. Al final estalló y comenzó a correrse, pero le dio tiempo para que esa zorrita se preparase para que eyaculase en sus tetazas.

Detalles del vídeo

Duración: 28:18
Visualizaciones: 48.418 vistas