Un tío con mucha suerte sale por los mangos de la mañana y se consigue una cosa mucho mejor. Que el desayuno puede esperar cuando se presenta una oportunidad tan buena como la que le ha tocado a este hombre. Una gorda en la calle sonriendo muy animada para ligar con él y tuvo que hacer lo que haría cualquier en esa posición. Se la ha llevado a su casa y luego se deleita como ella se come su polla en el baño. Ahí mismo no espero mucho para quitarse la ropa y luego que vio que tenía la verga bien dura, pudo darle una follada a lo perrito. Espero que no le hay costado mucha pasta.

Detalles del vídeo

Duración: 05:59
Visualizaciones: 3.056 lecturas