A esta chica le gustaba que la tratasen como a una cerda, como a una puta. Le encanta el sexo, pero dado su tremendo sobrepeso no lo tiene fácil. No son muchos los chicos dispuestos a follar con ella, aunque parezca mentira. Sin embargo a este tío no le importa en absoluto, es más, las prefiere obesas. Sabe que son las chicas más cerdas y las más entregadas en el sexo. Follan todas como unas guarras y les encanta que las traten así.

Detalles del vídeo

Duración: 21:40
Visualizaciones: 6.250 vistas